LA LITERATURA JUVENIL. UN GÉNERO POLÉMICO, por Emili Teixidor


“(…) Normalmente nuestra sociedad se preocupa de que el lector simplemente lea, más de que el lector joven siga adelante en su progreso y adquiera madurez lectora. Nos preocupamos de que los jóvenes lean… cualquier cosa mientras lean, y nos desinteresamos por sus progresos en la interpretación de sus lecturas y en la gradación de las dificultades. Yo creo que es un error y que debe exigirse el máximo a los jóvenes y no ahorrarles ningún esfuerzo.

Entre otras muchas razones, porque para convertirles en lectores sin más, en lectores en general, ya está la industria cultural y sus rebajas constantes de calidad que desplegará todas sus artes publicitarias para que pasen a engrosar la estadística del lector-consumidor. Las instituciones, la escuela, los escritores, están para llevarles más alto.

(…) Mucha literatura juvenil se ha contagiado de lo que George Steiner llama las terapias de la facilidad, o sea la negación del esfuerzo y la exigencia, y ha equiparado el género a las producciones de la cultura de masas, que al atender a la ampliación máxima de las audiencias, siempre puede bajar un escalón en la calidad para aumentar el número de lectores de bajo nivel educativo. No se busca formar buenos lectores en la tradición cultural propia, sino complacer a los lectores, adularlos, y facilitarles el trabajo de cualquier manera, y en cualquier tradición, olvidando que la literatura es un diálogo entre autores y obras, una superación de temas y técnicas, un avance en los modelos expresivos y en las fórmulas que describen las experiencias humanas y por ello nos mejoran no sólo como lectores, sino también como lectores, sino también como seres humanos.

(…) La lectura en voz alta se redujo en nuestras escuelas en beneficio de la comprensión, de la lectura silenciosa, pero, como nos recuerda Georges Steiner, la memoria es el marcapasos de la inteligencia, no hay inteligencia sin memoria, y en cuanto a la lectura, la prueba más eficaz para comprobar si alguien entiende bien un texto es hacérselo leer en voz alta, hacérselo interpretar, o sea dar su traducción, su versión hablada: los titubeos y las inflexiones de la voz nos darán la medida exacta de su nivel de comprensión, de su nivel de lectura. Yo creo que las escuelas debieran volver a esas prácticas si queremos que los jóvenes se acerquen a los textos sin dificultades.”


•.¸¸.★.¸¸.•



Ilustración:Óscar T. Pérez.

•.¸¸.★.¸¸.•

Emili Teixidor (1933 - 2012) Escritor, pedagogo y periodista. Dedicó la mayor parte de su carrera a la literatura infantil y juvenil, de la que fue considerado un auténtico maestro. Escritor en lengua catalana, recibió premios tan importantes como el Premio nacional de literatura infantil y juvenil de 1997.

Georges Steiner. Intelectual, ensayista y crítico literario estadounidense de origen alemán, considerado como uno de los más brillantes de la cultura europea y figura fundamental de los estudios de literatura comparada.
•.¸¸.★.¸¸.•

Visto y leído en: © tuscienciassociales-teodosio - 820 LECTURAS PARA LA ESO


PEQUEblog1» GUÍA DE LECTURA CLICK AQUÍ


PEQUEblog2» La importancia de la lectura CLICK AQUÍ


PEQUEblog3» Artículos sobre las bibliotecas CLICK AQUÍ


Ir Arriba